Entrevista a Daniel González

No son muchas las veces en las que uno puede cumplir 10 años comprometido con una causa o un proyecto. Es por ello que queremos celebrar con Daniel González Rico una década de dedicación, crecimiento, esfuerzo, compromiso y, como dice él, mucho disfrute, dentro de Sngular.

Hace unos días tuvimos la oportunidad de entrevistarnos con él, para que nos contase de primera mano cómo ha sido su recorrido con nosotros.

Daniel Gonzalez (Dani), es asturiano, de 35 años y residente en Portland, Oregon. Lo que más le gusta es ir al cine, cocinar y viajar, estas dos últimas avaladas por compañeros sngulares tan veteranos como él. Es ingeniero informático por la Universidad Pontificia de Salamanca, pero mucho más todavía por vocación.

Su interés por el código nació de crecer viendo a su abuelo “cacharrear” con un Amstrad cpc 464, leyendo libros con los que aprendió a programar en basic, y haciendo copy-paste de los programas que su abuelo iba creando. Para el momento de empezar la universidad, ya tenía clarísima su elección: quería ser informático.

Dani es uno de los sngulares con más recorrido, tanto profesional como geográfico, dentro de nuestra compañía. Ha vivido nuestra evolución desde lo que era MediaNet en 2007, una pequeña empresa, hasta lo que hoy es Sngular, una multinacional presente en 3 países distintos.

El currículum de Dani no puede ser más variado: empezó su carrera como desarrollador Java, y de ahí pasó al área de movilidad, donde la compra de un iPhone americano y unos cursos de programación para iPhone de Stanford le abrieron las puertas a la creación de nuestra primera aplicación de tablet para BBVA.

Su siguiente cambio fue transatlántico, con la apertura de nuestra oficina en México. Sin pensárselo dos veces, decidió dar el salto y apuntarse como voluntario. Dos semanas más tarde, estaba en camino a su siguiente aventura, de la cual recuerda con gran cariño a las personas con las que compartió tantas horas juntos, haciendo crecer un equipo que a día de hoy cuenta con más de 100 personas.

Tras una intensa etapa, decidió volverse a Madrid, donde compartió por año y medio penas y alegrías con nuestro ahora CInO Carlos Guardiola, en el área de Business Development.
Pero no estaba en sus planes el quedarse quieto, y no mucho después volvió a hacer sus maletas, emprendiendo el camino a Birmingham, Alabama. A día de hoy, tres años más tarde, podemos encontrarle ya casado y asentado en Portland, Oregón, como manager técnico para BBVA Compass.

A través de sus diferentes experiencias, Dani nos cuenta que una de las cosas que más ha disfrutado de Sngular ha sido la variedad de proyectos en los que ha podido participar: aunque tuvo momentos en los que se sintió estancado, siempre surgieron oportunidades donde poder cambiar de aires.

No es sólo esto lo que ha hecho que Dani se encuentre tan cómodo con nosotros. A pesar de la diversidad geográfica de los proyectos y los retos que esto implicaba en cuanto a la transmisión de nuestra cultura, en todos ellos ha encontrado un factor en común que ha hecho su trabajo más agradable: la calidad humana de las personas con las que ha tenido oportunidad de colaborar. Resalta particularmente la buena disposición de la gente, sus ganas de ayudar y de hacerlo más fácil para los demás, algo que ha hecho de su trabajo un disfrute, dando igual dónde estuviera en ese momento.

Dani nos cuenta que la evolución de Sngular ha sido muy parecida al cambio de oficinas por las que hemos ido pasando. Comenzó en Campo de las Naciones, como una empresa pequeña y muy familiar, donde contaban con algo más de una veintena de empleados, hasta llegar a donde estamos ahora, en una multinacional con sede en 3 países diferentes, sin perder de vista ese espíritu familiar y cercano que nos caracteriza.

No podíamos dejar de preguntarle por cómo ha sido la evolución a nivel técnico y los proyectos en los que Sngular ha ido trabajando, y nos comenta que al principio, todo era más Java o .Net para escritorio, todo mucho más enfocado a back-end. Ahora todo es web y móvil, lo que indica un cambio en la visión de para qué se desarrolla: antes iba todo enfocado a la persona que pasaba sus 8 horas sentada delante de un ordenador. A día de hoy, todo va más enfocado a la inmediatez y facilidad de tenerlo en el bolsillo.

Está claro que durante su década en Sngular, Dani ha recopilado experiencias y kilómetros como nadie, llevándose recuerdos de todas las oficinas por las que ha pasado, y sumando a cada etapa su granito de arena. Su anécdota preferida fue cuando salió a cenar con el equipo de México para celebrar el cierre de un proyecto. Pidieron guacamole con chapulines, con el desconocimiento total de qué eran por parte de uno de los compañeros. Cuando preguntó qué era aquello que crujía al masticar… ¡Resultó que los chapulines eran grillos!

Para terminar, no quisimos acabar la entrevista sin preguntarle qué consejo daría a alguien que está comenzando su carrera profesional con nosotros, y su respuesta no pudo ser más clara:

“Ten los ojos muy abiertos. Aunque vengas con experiencia, no siempre sabes qué es lo que se hace en la empresa. Aprende, sé humilde, y diviértete. Si no estás haciendo lo que te gusta, estás en el lugar equivocado.”

 

¡Felicidades por estos 10 años tan bien cumplidos, Dani, y que sean muchos más!

Últimos posts